¿Cómo piensan los políticos y las políticas?

Vuelvo a mi realidad en el universo paralelo Tierra2021A. Concretamente a mi España, para seguir comprobando el destrozo que los políticos hacen de todo lo que se menea. ¿Estoy en contra de los políticos? Pues más bien si, pero no porque sean malas personas, sino porque todos y todas han sido abducidos por ese mal en que hemos convertido, entre todos y todas a eso que llamamos política.

Es curioso, pero lamentablemente, ver la percepción que revelan ellos y ellas sobre la ciudadanía.. Para la gran mayoría de los políticos es imposible imaginar que un gran grupo de ciudadanos se exprese de forma espontánea.

Ya o conocen una forma de expresarse que no sea coaccionada ni manipulada, y cuando se produce eso les preocupa. En su mentalidad retorcida, parece algo imposible. Es la mentalidad de pertenencia de todos y todas a un partido político u otro.

Es evidente que no ven otra cosa que un sentido de pertenencia, plenamente comprometido con una ideología, abandonando por completo la idea de que tenemos capacidad de pensar por nosotros mismos. Les parece completamente incomprensible que movimientos espontáneos puedan jugar en el ruedo de la política.

De hecho, es un gran insulto a la inteligencia. En su mente hay todo tipo de fantasmas. Si alguien advierte de un problema y comienza a moverse, es visto como algo promovido por el enemigo. Imposible para él ser un simple ciudadano interesado.

Ven brujas y fantasmas por todas partes y creen, los ladrones y ladronas, que todos somos de su misma condición. Por alguna razón incomprensible, no se nos permite mover ficha. Creen que todos somos como ellos, políticos con ambiciones políticas, ansiosos por lucrarse con el Partido y el Estado, subir al poder y ganar privilegios.

No tengo «poder». Si dejo de escribir mañana, me arruino. Nadie me apoya incondicionalmente.

El problema de la democracia son las ideologías. Y más aún, el poner al servicio de las estrategias mafiosas a las estructuras piramidales de los partidos. Cada partido en España, cada sindicato, cada organización empresarial, cada estructura supuestamente de representación y vertebración social es una pieza de la Mafia Española.

Juegan el mismo papel que antes jugaban las religiones. Su objetivo es persuadir, dictar doctrina y difundirla, combatir al disidente, luchar por el apoyo y el voto, evitar o perseguir directamente a los que hacen preguntas…

La mentalidad de algunos políticos. Y la mía.

Previous Story

2021, el año en que los hosteleros fueron expropiados  por Sánchez. 

Next Story

Hay demasiados políticos en españa: la burocracia española es insostenible

MÁS EN