autónomos en pie de guerra, y con mucha razón. Esto es el fin…

in POLITICA

El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá, lleva meses amenazando con su propuesta de reforma del sistema de seguridad social para los autónomos.

Lo que se nos ha vendido hasta ahora -y lo que solo unos pocos confiados se han atrevido a comprar- es que la intención era avanzar hacia una fiscalidad más justa y menos gravosa para la mayoría de los autónomos. Vinculando la cotización a los ingresos reales de estos profesionales, todos -o casi todos- saldrían ganando. Pero, al final, es todo lo contrario y, o este ministro es muy tonto, o nos toma por tontos a los demás…

Al final sucedió lo que era de esperar: que quien básicamente gana es un Estado muy voraz. No en vano se congela de las tablas de precios que presentó Escrivá esta semana. En definitiva, las implicaciones de su propuesta: todos los autónomos con unos ingresos «netos» (es decir, que facture, lo que no quiere decir que GANE) superiores a 1.125€ al mes perderán y ganarán solo los que FACTUREN menos de 900€ al mes.

Especialmente a día de hoy, la cuota mínima para trabajar por cuenta propia en nuestro país es de 294 euros al mes. Este colectivo profesional tiene derecho a elegir su base de cotización y la gran mayoría prefiere cotizar por lo mínimo, en parte porque desconfía legítimamente de las prestaciones que la seguridad social puede ofrecerles en el futuro, y con razón, pues ya sabemos la miseria que les queda a los autónomos. Por otro lado, a partir de 2023, el Gobierno introducirá hasta 13 cuotas mínimas diferentes en función de la renta de los autónomos: 13 cuotas mínimas, que irán aumentando progresivamente cada año hasta la plena implantación de este sistema de desamortización en 2031

El grado de extractivismo estatal alcanza en estos casos un cierto nivel sanguinario, pero el Gobierno pretende justificarlo argumentando que podrán experimentar un alivio en las cotizaciones de los autónomos que ganen menos de 900 euros al año. Jajaja, de ¿Cuanto? ¿70 eurillos? Te los puedes meter por donde te quepan, menistro, porque a quien gana menos de eso le es imposible cotizar como autónomo y solo le queda subsistir en la economía sumergida, que auguro crecerá aún más, si cabe, en este bendito país gestionado siempre por imbéciles… Y no es un insulto, sino una detallada descripción..

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*