Garzón II: el carnófobo

El ministro de Consumo de España vuelve otra vez, erre que erre, a atacar a las empresas de la carne y algunos ya están muy hartos, tanto que quieren emprender las acciones legales pertinentes.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, encendió la furia de los ganaderos y de la industria cárnica en general al atacar las exportaciones cárnicas de España tras asegurar en una entrevista en The Guardian que las granjas en España contaminan la tierra, el agua y luego exportan la carne de mala calidad de estos animales maltratados.

Parecía improbable pero Garzón lo volvió a hacer.

El propio Garzón se defendió asegurándose que en la entrevista solo mencionó macrofarmas y destacó que la cría que se practica en zonas como Asturias, parte de Castilla y León, Andalucía y Extremadura es medioambientalmente sostenible.

Para las principales asociaciones agrarias, las explicaciones de Garzón no son suficientes. La secretaria general de COAG Asturias, Mercedes Cruzado, destacó el valor del sector para España y lamentó que el ministro esté decidido a acabar con la industria.

Cruzado asegura que los ganaderos están alucinando con el «atrevimiento» de Garzón: «Creo que no podía distinguir una vaca de un burro. Europa y España tienen la mejor trazabilidad y las condiciones de producción más estrictas ”, señaló este martes en una entrevista en La Noche de Dieter, en esRadio.

“No quiere que comamos la carne ni la exportemos. No renunciará, aunque se lo pidamos, porque no se respeta ni a sí mismo»

Garzón dice que las críticas a su campaña de carne provienen de hombres que ven «su masculinidad afectada». (Este tío este tonto).

+ en: Los ganaderos exigen la dimisión de Garzón por decir que España exporta carne de «mala calidad»

Previous Story

Las 10 claves de una Ley de Seguridad que abonará el terreno para el terrorismo callejero

Next Story

La seguridad blockchain es el futuro de las ciudades

MÁS EN