La Política como Escenario de Libertad

La Política como Escenario de Libertad: Reflexiones sobre Política y Libertad.

Buenos días, soy Johnny Zuri, y HOY quiero dar mi opinión sobre un tema fascinante que está en boca de todos: la política como el verdadero ámbito de la libertad. Y para esto, me voy a basar en distintas opiniones de expertos en la materia, reinterpretándolas a mi manera.

Empecemos con Fernando Savater y su obra “Apología del Milagro“. Savater, un filósofo que siempre me ha parecido perspicaz, sostiene algo que a muchos les puede sonar a oxímoron: la política, lejos de ser una carga fastidiosa, es el espacio donde la libertad se manifiesta. Y aquí, quiero detenerme un momento. ¿Cómo es posible que la política, a menudo vista como un nido de corrupción y disputas, sea también el lugar donde nuestra libertad cobra vida? Pues bien, pienso que Savater nos invita a mirar más allá de las imperfecciones del sistema, a reconocer en la política un teatro donde se libran batallas ideológicas y donde cada ciudadano tiene un papel. Es, en cierto sentido, un escenario de milagros cotidianos.

file

Luego, tenemos a Esperanza Aguirre con su artículo “En la asunción de Milei”. Aguirre, conocida por sus posturas firmes, habla sobre la figura de Javier Milei en Argentina y cómo, con la libertad como estandarte, desafió al kirchnerismo. ¿Qué nos enseña Milei? Según Aguirre, y aquí estoy bastante de acuerdo, nos muestra que los “totalitarios” solo pueden ser derrotados cuando hay una unión de fuerzas. Esto me lleva a reflexionar sobre cómo, en ocasiones, necesitamos figuras disruptivas que nos recuerden que el statu quo no es inamovible.

Antonio Elorza, en “La defensa de la democracia”, critica la política del presidente Sánchez, acusándolo de adoptar una máscara de progresismo que oculta intenciones más autoritarias. Esta opinión de Elorza es interesante porque nos hace pensar en cómo los líderes políticos pueden usar el discurso como una herramienta para disfrazar sus verdaderas ambiciones. Como dijo George Orwell, “La lengua política está diseñada para hacer que las mentiras suenen verdaderas”. Y en esta era de información masiva, ¿no es acaso vital cuestionar lo que nos venden como verdad?

Pilar Cernuda, en “No me ha bloqueado Óscar Puente”, toca un punto crítico sobre la amnistía en la política española. Su preocupación es que se premie con amnistía a quienes no la merecen. Y aquí, me surge una pregunta: ¿No es acaso la justicia uno de los pilares de una sociedad libre? La idea de que la política pueda manipular la justicia es, en mi opinión, una de las mayores amenazas a nuestra libertad.

Antonio Caño, con “La democracia sanchista”, señala cómo el presidente del Gobierno está creando un modelo político excluyente. Esto me hace pensar en una frase de Benjamin Franklin: “Aquellos que renuncian a la libertad esencial para obtener un poco de seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad”. La política, en su esencia, debería ser inclusiva, pero ¿qué pasa cuando se convierte en un juego de poder que margina a una parte de la población?

Jorge Vilches, en “Tierra quemada”, habla de una política de amigos y enemigos, destruyendo el Estado de derecho. Esta visión me recuerda a las palabras de Sun Tzu: “La suprema arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar”. ¿Estamos presenciando una guerra política donde el objetivo es anular al contrario sin un verdadero diálogo?

Finalmente, Rosa Cullell en “‘Okupas’ de la función pública” critica cómo los políticos se están convirtiendo en burócratas permanentes. La función pública, en lugar de ser un servicio a la ciudadanía, parece convertirse en un reducto de poder personal. Esto me lleva a pensar en la importancia de la renovación y la transparencia en la política.

En resumen, lo que estos autores nos muestran es un panorama de la política contemporánea donde la libertad, esa palabra tan poderosa y a veces tan malinterpretada, está constantemente en juego. ¿No es fascinante pensar que, en medio de todas estas luchas de poder y estrategias políticas, lo que realmente está en juego es nuestra libertad? Ahí les dejo esa reflexión.

Soy Johnny Zuri, y esto ha sido un análisis de la “Apología del Milagro”. Hasta la próxima.

17 / 100
Previous Story

Quentin por Tarantino: Una Ventana al Futuro del Cine

Next Story

N Visión 74: El Futuro Híbrido de Hidrógeno de Hyundai

MÁS EN

Plugin the Cookies para Wordpress por Real Cookie Banner