The Line: Una nueva forma de pensar en la ciudad del futuro

in INTERNACIONAL

El año pasado, el príncipe heredero y presidente del Consejo de Administración de NEOM, Mohammed bin Salman, presentó un proyecto ambicioso, «una revolución de la vida urbana nunca vista», que prometía redefinir los conceptos de desarrollo urbano y de la ciudad del futuro.

The Line: Una nueva forma de pensar en la ciudad del futuro

La Línea será una ciudad libre de carreteras, coches y emisiones; funcionará con energía 100% renovable y priorizará la salud y el bienestar de las personas sobre el transporte y las infraestructuras.

¿Y si pudiéramos empezar de nuevo? La Línea es una propuesta de ciudad vertical de 170 kilómetros y 200 metros de ancho, diseñada pensando en las personas y no en los coches. Situada a 500 metros sobre el nivel del mar en la provincia de Tabuk (Arabia Saudí), 9 millones de habitantes vivirán en 34 kilómetros cuadrados de terreno. Diseñada para funcionar al 100% con energías renovables y, por tanto, ser autosuficiente, The Line se desarrolla en torno a un concepto que el diseño actual destaca entre los más necesarios: la hiper-proximidad. Cada módulo albergará a 80.000 personas que dispondrán de todos los servicios que necesitarán a cinco minutos a pie de sus casas.

Mohammed bin Salman ha sido el impulsor de este ambicioso proyecto. La ciudad del futuro, NEOM, es el núcleo de su proyecto y estará formado por rascacielos, parques públicos y espacios verdes. Además, dentro de este proyecto futurista en cuanto a ciudades, también está el objetivo de seguir investigando el futuro del transporte. Esta ciudad contará con un sistema de transporte público instalado en el subsuelo para que en tan sólo 20 minutos se pueda trasladar de un punto a otro de la ciudad (destacando que este transporte no perjudicará al medio ambiente).

¿Cómo hace la planificación urbana de GRAVEDAD CERO que las ciudades sean más eficientes?

El urbanismo de GRAVEDAD CERO hace que las ciudades sean más eficientes al reducir la cantidad de tiempo y energía que se gasta en desplazarse de un lugar a otro.

Sin necesidad de usar el coche, la gente puede caminar libremente por las calles y barrios de su ciudad. Esto significa que su tiempo de transporte se reduce y pueden pasar más tiempo haciendo las cosas que les gustan. También es más saludable para ellos.

Cuando reducimos el tiempo que pasamos en tránsito de un lugar a otro, tenemos más tiempo para hacer otras cosas, como comer en restaurantes o ir de compras a las tiendas. Con la planificación urbana de GRAVEDAD CERO, las ciudades pueden ser más productivas económicamente porque la gente gasta en ellas más dinero que nunca.

La gente vivirá en la Línea. La Línea es una ciudad que no tendrá coches ni carreteras. Toda la gente irá andando a las tiendas y comercios. Los residentes irán andando a las tiendas, comercios y restaurantes. El clima será perfecto, y no hará ni mucho calor ni mucho frío.

La Línea será una ciudad sin coches. Utilizará energía solar y tratará de proteger el medio ambiente no utilizando muchos recursos naturales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*